3 métodos simples para ser más productivo todos los días

  • SHARE

Buscando aprender sobre productividad leyendo artículos y libros de expertos, he probado muchos métodos para ser más productivo, y algo está claro para mí: ningún método es perfecto.

Por eso, aunque aquí compartiré mis métodos favoritos contigo, mi recomendación es escoger el que más te guste, ajustando algunas cosas a tu forma de trabajar, e incluso fusionando varias técnicas.

1. La Técnica Pomodoro

Este fue el primer método que probé debido a que me llamó la atención la palabra “pomodoro” (Tomate en italiano) —me hacía pensar en recetas con tomate y yo amo el tomate.

El creador de ésta técnica fue el italiano Francesco Cirillo. La llamó así porque usaba un reloj de cocina en forma de tomate para llevar el control del tiempo.

La técnica Pomodoro busca aumentar la productividad dividiendo el tiempo dedicado al trabajo en bloques de 25 minutos llamados pomodoros. Estos intervalos están separados por un descanso obligatorio de 5 minutos.

La clave de la técnica está en enfocarse en una sola tarea, sin interrupciones, mientras se cumple el tiempo de cada bloque.

Cómo aplicar la técnica Pomodoro

Solo debes seguir los siguientes cinco pasos, escritos por su creador:

  1. Elegir una tarea a realizar.
  2. Colocar el cronómetro o reloj a 25 minutos.
  3. Trabajar enfocado en esa sola la tarea hasta que se cumplan los 25 minutos, y colocar una X donde hayas escrito la tarea (cuaderno, hoja de papel, pizarra).
  4. Tomar un breve descanso de 5 minutos (esto indica haber terminado un “Pomodoro”).
  5. Cada cuatro Pomodoros, tomar un descanso más largo de 20 minutos.

También puedes implementar esta técnica con la ayuda de aplicaciones, disponibles tanto para Android, iOs, web o escritorio.

Estas son algunas opciones:

Aunque al principio puede ser difícil enfocarte 25 minutos seguidos en una sola tarea, vale la pena hacer el esfuerzo. La calidad del trabajo y el cerebro se verán muy beneficiados al mismo tiempo.

2. El método SuperFocus

SuperFocus fue desarrollado por Mark Foster. Se trata de un método para gestionar mejor el tiempo,  usando un cuaderno, que se le dedica a cada tarea.

Este método es excelente para tener un mejor equilibrio entre nuestras tareas difíciles y fáciles, y las tareas urgentes y no urgentes.

Al mismo tiempo, SuperFocus asegura que poco a poco todas las tareas que se empezaron a realizar, serán terminadas.

Cómo aplicar SuperFocus

Aplicar Superfocs

Para empezar, debes usar un cuaderno y trazar en cada página una línea en el centro de modo que en cada página haya dos columnas. Cada una tendrá un uso distinto:

Columna 1 o Columna Izquierda

En esta columna se anotan todas las tareas a realizar, excepto las urgentes.

Columna 2 o Columna Derecha

En esta columna se anotan las tareas urgentes y las tareas incompletas.

El primer paso será entonces escribir todas las tareas en la columna izquierda, excepto las urgentes, usando todas las páginas necesarias. Del mismo modo, en la columna derecha se escribirán las tareas urgentes. Luego de realizar una tarea, urgente o no, se tachará para indicar que ya fue terminada.

Las tareas se escogerán primero por su urgencia, y después se puede escoger cualquiera libremente entre las no urgentes. Si la tarea no se completa, se tachará también, pero se escribirá en la segunda columna de la próxima página, de manera que forme parte de las próximas tareas urgentes. Así, SuperFocus se asegura de que la tarea será terminada.

Si no dispones de un cuaderno para probar este método, puedes usar una pizarra acrílica o acudir a la tecnología con apps como Todoist o Wunderlist.

SuperFocus es simple y efectivo, pero puede ser muy extenuante para usarlo siempre. En mi experiencia, lo recomendaría especialmente cuando necesites terminar muchas tareas en poco tiempo. Aunque si eres tan trabajólico como yo, no tendrás ningún problema para usarlo a diario.

Por último, recomiendo leer las reglas completas escritas por su autor dando clic aquí.

3. Hacer lo más difícil primero.

Este método es bastante simple y se asocia a personas exitosas en todo ámbito.

Hay un truco para determinar qué cosa representa lo más difícil: solo se debe mirar la lista de cosas por hacer e identificar cuál tarea es la más incómoda y la que se preferiría dejar de último.

“En caso de duda, la cosa más importante por hacer suele ser la que te pone más incómodo, incluyendo a menudo una posibilidad de rechazo, dolor o fracaso” — Tim Ferriss.

Muchos se preguntarán cuáles son las ventajas de empezar el día haciendo lo que menos quieres hacer. Aquí tienes algunas:

  • Al hacer lo más difícil primero, el resto de tareas se harán de manera más fácil y rápida, y con un ánimo renovado.
  • Ayuda a tu ego. Te sentirás más seguro de ti mismo.
  • Forjarás tu fuerza de voluntad.
  • Completarás más tareas.
  • Serás más productivo.

Para saber más sobre cómo y por qué hacer lo más difícil primero, recomiendo la lectura del libro Eat That Frog! de Brian Tracy. Allí encontrarás también consejos extra sobre productividad que te ayuden a completar una rutina mejor y más efectiva.

BONUS: Dos herramientas para ser más productivo

Bonus para productividad

No quiero terminar este artículo sin antes compartir contigo dos herramientas más, como complemento de los tres métodos mencionados.

Estas herramientas son para solucionar dos problemas recurrentes: las pestañas múltiples en el navegador y el email.

OneTab

Las pestañas múltiples son comunes cuando navegamos por Internet y nos vamos encontrando  con cosas interesantes.

Tener muchas pestañas abiertas en el navegador, puede ser contraproducente para nuestra productividad y enfoque en las tareas importantes. Esto es porque se convierten en una distracción y carga. Por eso recomiendo el uso de la extensión OneTab (disponible para Chrome y Firefox).

Esta extensión coloca todas esas pestañas distractoras dentro de una sola pestaña, para que las puedas consultar luego de terminar tu rutina laboral o cuando sean relevantes.

Inbox Zero

El email también se puede convertir un problema si lo revisamos constantemente durante nuestro día. No solo sirve de distracción, sino que también ayuda a aumentar la ansiedad y el estrés.

Para eso recomiendo usar un sistema de manejo de email llamado Inbox Zero.

Inbox Zero fue desarrollado por el experto en productividad Merlin Mann. Se trata de mantener la bandeja de entrada de tu email vacía, o casi vacía, aplicando una acción a cada mensaje que llegue al correo. Según Mann, estas acciones pueden ser cinco: borrar, delegar, responder, aplazar y hacer.

Para un uso efectivo de este sistema, debes seguir estas recomendaciones:

  • No dejar el cliente de email abierto.
  • Revisar periódicamente el email durante el día.
  • Borrar o archivar tantos mensajes como sea posible.
  • Luego reenviar los mensajes que deben ser respondidos por otra persona.
  • Responder enseguida nuevos mensajes que puedan ser respondidos en dos minutos o menos.
  • Mover los nuevos mensajes que requieran más de dos minutos para ser respondidos.
  • Mover los mensajes que puedan ser respondidos luego a una carpeta separada llamada “requiere respuesta” o algo similar.
  • Hacer tiempo cada día para responder los mensajes en la carpeta de “requiere respuesta”

Conclusión:

Es posible ser más productivo usando las estrategias correctas.

Los métodos Pomodoro, SuperFocus, buscan hacer primero la tarea más difícil, haciendo una gran diferencia en tu día a día.

Por supuesto, no todo método se adapta a todas las personas. Sin embargo, sin buenos hábitos, fuerza de voluntad y enfoque, se tornará más difícil cumplir la meta de maximizar la productividad.

Guardar

Guardar

IMPULSA
TU COMPAÑÍA
David Salcedo
LEE MAS DE
Gestor de proyectos en 1Entity. Diseñador gráfico con experiencia en branding y desarrollo web. Incondicional de Kandinsky, Faulkner & Kieślowski.
HAZ CRECER TU
NEGOCIO
Únete a nuestra newsletter y recibe gratis contenido exclusivo valorado en más de $107.
ebook ebook-mobile
x
HAZ CRECER TU NEGOCIO
ÚNETE A NUESTRO NEWSLETTER
Y RECIBE GRATIS
CONTENIDO EXCLUSIVO VALORADO EN MÁS DE $107
No, gracias. No quiero que mi negocio crezca.
( Cero spam, Lo odiamos tanto como tú. )